Página Entidad

Bloque Principal

icono
POLICIA LOCAL: Recomendaciones
usted está en Policía Local » Recomendaciones

RECOMENDACIONES PROTECCIÓN DE VIVIENDAS CONTRA ROBOS

A continuación se detallan algunas recomendaciones a tener en cuenta para poder evitar, dentro de lo posible, el robo en el interior de viviendas, siendo éstas las siguientes:

- Instale una puerta blindada o, en su defecto, procure que tenga, al menos, dos puntos de cierre y que no exista ningún hueco entre la puerta y el suelo.
- Refuerce la parte de las bisagras, si se encuentran en el exterior, con pivotes de acero y ángulos metálicos que impidan apalancar.
- Coloque una mirilla panorámica e instale dentro de su casa un dispositivo para encender la luz exterior.
- Ponga persianas en todas sus ventanas y balcones y asegúrelas con un cerrojo interior.
- Instale, si es posible, dispositivos de alarma electrónicos.
- Mantenga cerradas las puertas de la azotea y del garaje.
- Coloque rejas en aquellas ventanas de fácil acceso desde el exterior.
- Compruebe que las cerraduras de toda puerta y ventana que dé al exterior de la vivienda tenga un cerrojo de seguridad, e igualmente instale una cerradura auxiliar -de cerrojo vertical- si es posible.
- Asegúrese que las puertas exteriores sean sólidas, de metal o de madera de al menos una pulgada de grosor y que queden bien ajustadas a los marcos, debiendo las bisagras o goznes quedar en el interior de la vivienda.
- Recorte las ramas de árboles que puedan ayudar a trepar para alcanzar las ventanas superiores.
- Todas las entradas y porches deben estar perfectamente iluminados por la noche.
- Si va a ausentarse de su domicilio durante días o en período de vacaciones tome algunas precauciones adicionales como: 
- No divulgue su proyecto de viajes o vacaciones. 
- Informe a un vecino de confianza que pueda divisar su casa que la observe, y recoja su correo, periódico y publicidad buzoneada.
- Conecte algunas luces y radio en un reloj temporizador automático para dar la impresión de que la casa se encuentra habitada.
- Deje las cortinas y las persianas como las mantiene normalmente y mantenga un horario regular para el cuidado del césped y jardín.
- Deposite sus objetos de valor en las cajas de seguridad de entidades bancarias.        

- No esconda ninguna llave en lugares que estén al alcance de desconocidos.

Un ladrón generalmente se fija en dos aspectos al escoger una casa para robar:
1.- Debe ser fácil para entrar y salir.
2.- Debe permitirle permanecer en su interior sin ser visto.
Si una de estas condiciones no se cumple, generalmente, se irá a otra que cumpla con estas dos condiciones.

- Mantenga su propiedad bien iluminada por las noches, ya que la oscuridad sirve para esconderse. Asegúrese de iluminar las zonas más oscuras como puertas y ventanas traseras, arbustos, senderos y las entradas al garaje y subterráneo.

Si al llegar a su domicilio se encuentra alguna puerta o ventana abierta, llame a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, preferentemente accionando los números 062 y/o 112, además: 
- No entre en su domicilio, no toque nada, ni mueva nada, no cerrar ninguna puerta o ventana. 
- Esperar a que acudan los agentes al lugar. Atienda a sus indicaciones. 
- Transmitir a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cualquier información que pueda ser valiosa para la investigación, aunque sean detalles, en principio, sin importancia. 
- Acudir a presentar la denuncia y llevar los documentos que acrediten la propiedad de los objetos robados, en su caso. 
- Pedir copia de la denuncia, pueda que le haga falta para la reclamación ante la compañía de seguros correspondiente.

Es de enorme importancia y trascendencia la participación ciudadana en la reducción de la delincuencia. Así se solicita la plena colaboración para comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cualquier movimiento de vehículos, presencia de personas o inquilinos extraños y todas las demás circunstancias de las que puedan dar sospechas entre la vecindad
 


TIMOS MÁS FRECUENTES
Presentamos a continuación, una serie de timos, que hemos podido recopilar entre las denuncias y manifestaciones efectuadas por los ciudadanos, que han causado en ocasiones pérdidas importantes de dinero, que si bien algunos ya están en desuso, otros muchos se siguen utilizando en nuestras ciudades y pueblos y que pensemos si alguna vez alguno de nosotros, no ha tenido la tentación de probar, o incluso hemos picado el anzuelo...

TIMO DEL TELÉFONO

Un interlocutor haciéndose pasar por un empleado de alguna compañía telefónica, le comunicará que se están haciendo reparaciones en las líneas, le indicará que marque una sucesión de números, asterisco, almohadilla, etc. Cuelgue rápidamente, ya que si sigue las instrucciones que le ha dado, su factura telefónica, se disparará hasta límites insospechados, debido a que habrá desviado las llamadas que realice el timador, y las cargarán en su cuenta.

TIMO DE LOS CUBILETES

El croupier dispone sobre la mesa de tres cubiletes o tapones y oculta bajo uno de ellos una pelotilla o bodega, los mueve ágilmente cambiándolos de posición. Los ganchos pululan alrededor de la mesa haciendo apuestas que siempre ganan y que incitan al público a jugar. Cuando el julay entra en el juego, los trileros dejarán como por descuido que vea el lugar en donde se encuentra la pelotilla, para después de que apueste, la escamoteen.

TIMO DEL MARCO

Juego de apuestas de pares y nones, son doce bolas pares, otras tantas impares y una vigesimoquinta llamada alipando, que da al banquero todo lo apostado. Las bolas se introducen en una bolsa de la que se extraerá la ganadora. Cuando los apuestas son suculentas, un gancho saca el alipando, que distinguirá por el tacto.

TIMO DEL CALENTADOR

El nombre se debe a que éste fue el primer electrodoméstico utilizado, aunque el engaño se realiza con todo tipo de aparatos. Los timadores siguen a su víctima desde la tienda de electrodomésticos donde han efectuado la compra hasta su domicilio, allí se presentan como empleados de la tienda y dicen que por error, le han entregado un aparato en mal estado, piden disculpas y se lo llevan, tras firmar el albarán para cambiarlo por otro, no se vuelve a saber de ellos.

TIMO DEL ATROPELLO

El timador se abalanza sobre un coche en un semáforo o paso de cebra y finge haber sido atropellado. El asustado conductor generalmente una persona mayor, se apea para socorrer al timador, que consigue una suma de dinero para evitar la denuncia. En ocasiones, un segundo estafador, aprovecha el nerviosismo de la víctima para sustraerle la cartera o robar en el interior del automóvil.

EL INSPECTOR DEL AGUA

El timador debidamente uniformado, se presenta por las casas como Inspector del Consorcio de Aguas para revisar los contadores. Tras la oportuna comprobación, pide el último recibo ya pagado, y alegando irregularidades en el contador, lo modifica y hace pagar la diferencia.

EL COBRADOR DEL GAS

Este timo cuenta con dos versiones. En la primera de ellas, el falso cobrador pasa por los domicilios a cobrar una póliza pagadera cada diez años, que por supuesto, debe ser abonada al momento. En otras ocasiones y tras una minuciosa revisión, el timador comunica a su víctima que la instalación se encuentra en pésimas condiciones y debe cambiarse o sino será clausurada. El falso inspector se compromete a agilizar los trámites a cambio de una pequeña gratificación o en ocasiones, él paga al contado las 40.000.pesetas que cuesta la reparación.

TIMO DE LA ENCICLOPEDIA

El experto timador, presentándose como vendedor de libros de una conocida editorial, cobra un adelanto por una enciclopedia que el timado nunca recibirá.

TIMO DE LA BIBLIA

El timador escoge a su víctima en las esquelas, se dirige a su domicilio de un finado y pregunta por él, al serle comunicada su muerte, el timador explica que el difunto había encargado poco antes de morir, una Biblia. Los familiares pagan un elevado precio por el supuesto último deseo.

TIMO DEL ANUNCIO

En unos casos, se compran electrodomésticos que se pagan con cheques robados, otros los timadores alquilan un piso con nombre falso y lo alquilan nuevamente a todo aquél que pague la entrada o la primera mensualidad, en ocasiones más de una decena de personas.

TIMO DEL PRÉSTAMO

Se ofrecen préstamos a bajo interés mediante anuncios. A los solicitantes se les pide dinero para iniciar los trámites de un préstamo que jamás es concedido.

LA OFERTA DE TRABAJO

Un atractivo anuncio en las paginas de trabajo de cualquier periódico es suficiente para hacer ricos a algunos. Tras contestar a la supuesta oferta, se exige al demandante el envío de cierta cantidad de dinero para conseguir información adicional.

TIMO DE LA LOTERÍA

Ofrece por el precio de un billete, múltiples combinaciones para jugar a la lotería o a las quinielas con muchas posibilidades de ganar. Lo que la víctima no sabe es que si el número es galardonado, el previo se lo llevará la empresa y el resto se dividirá entre todos los que participen en ese número.

TIMO DE LAS PARTICIPACIONES

Los estafadores venden participaciones incrementadas con un donativo para cualquier fin altruista de un número de lotería que no poseen.

EL BILLETE MARCADO

Se suele llevar a cabo en cafeterías o en tiendas. El primer timador paga con un billete de 5.000 pesetas, minutos después, el segundo timador, entra y paga con un billete de 1.000 pesetas. Al recibir las vueltas, asegura que el cambio está mal y comienza la discusión. Al llegar el encargado, el timador recuerda que en el billete había anotado un número de teléfono o una dirección. Se comprueba en la caja y el dependiente aturdido, entrega la vuelta de las 5.000 pesetas.

TIMO DE LA ESTAMPITA

Parece increíble que éste viejísimo timo siga funcionando, pero así es. El timador que simula ser disminuido mental, se acerca a su víctima con cualquier excusa y le muestra el plante, un simulacro de fajo de billetes, mientras le explica que se los ha encontrado. En ése momento aparece un segundo timador que jugará con la avaricia del julay y le persuadirá para repartirse el dinero del tonto. Éste se deja convencer, pero exige juntar los fajos de los tres, así la víctima saca una fuerte suma de su cartilla y la mete en una bolsa junto con los billetes del tonto que por supuesto cómplice le entrega para aparentemente dar esquinazo al otro. Cuando se quede solo, descubrirá que la bolsa no contiene más que el piro (recortes de periódico), le han dado el cambiazo.

TIMO DEL TOCOMOCHO

La denominación de éste timo viene de la pregunta que hace el tonto al gancho ¿tocó mucho? El tonto entra al julay preguntándole por la administración de lotería más cercana, ya que quiere cobrar el billete premiado. En ese momento aparece el listo que casualmente lleva la pampa o la lista oficial de lotería. El tonto propone a la víctima y al listo venderles el billete por una cifra muy inferior al premio, arguyendo cualquier excusa. La víctima saca una fuerte cantidad de su cuenta y se queda con un décimo no premiado mientras el listo desaparece de la escena con la excusa de llevar al tonto al autobús.

TIMO DEL NAZARENO

El timador realiza varias adquisiciones de género en una empresa durante un tiempo pagando correctamente. Una vez ganada la confianza del vendedor, dado que ha adquirido un prestigio por la puntualidad de los pagos, solicita la adquisición de un importante lote de género, el cual es pagado con un cheque sin fondos, desapareciendo a continuación. Alguna vez , se ha detectado que el timador trabaja en alguna empresa de prestigio y se vale de ella para realizar el pedido a nombre de la misma para tras recibir el género en algún lugar determinado, desaparece género y trabajador.

TIMO DEL ANTENISTA

Los timadores desorientan durante la noche las antenas de televisión de la manzana de casas. Días después aparecen con monos y herramientas para revisar los aparatos. Tras retomar las antenas a su posición original cobran la reparación. En ocasiones aprovechan para robar en las viviendas.

LOS BILLETES NEGROS

El timador (Extranjero), contacta e indica a la víctima que por la circunstancia que sea, ha tenido que sacar de su país un montón de dólares, los cuales y para uno ser detectados, los ha teñido de negro para poder pasarlos por la aduana de la frontera Para demostrarlo, procede con un señuelo a desteñir uno delante de la víctima.

A continuación, informa de que cree que la Policía le tiene casi localizado y que tendrá que salir urgentemente y como no dispone de tiempo para desteñir el resto de los billetes, se los puede dejar a cambio de una módica cantidad, muy inferior al de los dólares teñidos. Cuando el pringao accede creyendo haber hecho el negocio de su vida, se da cuenta que el resto de los billetes negros son falsos recortes de papel. No obstante, la calidad de los recortes de papel es buena, y similar a la de los billetes.

SILICONA EN EL CAJERO

El timador se dirige a una cajero automático, bloquea con silicona la ranura por la que sale el dinero y se aposta en las cercanías. Tras uno o varios intentos de uso, el timador retira la silicona y con un alambre saca el dinero acumulado.

Una variable consiste en bloquear la salida de la tarjeta. La persona que está operando en el cajero anexo se ofrece a ayudar al julay, ofreciéndole un teléfono de contacto con la central de anulación de tarjetas bancarias. El pringao llama a dicho teléfono, el cual es contestado por un cómplice que le sonsaca la clave bancaria, indicándole además que dicha tarjeta queda bloqueada. Pasado un rato, el timador retira la tarjeta y se queda con ella.

EL HOSPITALARIO

Se llama así por darse en hospitales o clínicas y por la hospitalidad del estafador.

Consiste en sustraer la cartera a una persona enferma ingresada en un hospital. El gancho (una segunda persona), permanece a la expectativa hasta que la víctima o su familia detectan la sustracción. Entra en acción en ese momento y facilita un teléfono de contacto con la central de anulación de tarjetas. El julay llama a dicho teléfono, el cual es contestado por el cómplice, quien le sonsaca la clave bancaria, a la vez que le indica que no se han realizado operaciones bancarias y que procede a la anulación de la misma.

TIMO DE LA MANCHA

Se desarrolla "el paso" en la calle, mas bien es un truco, y los autores son dos o tres carteristas. A la víctima uno de los sujetos, le lanza sobre la ropa una sustancia que le manche, momento en el que se le acercará un segundo para interesarse por el incauto y ofrecerse a limpiarle la mancha, momento que aprovechan para sustraerle la cartera.

Los perjudicados se encuentran entre personas elegantemente vestidas por lo que es más fácil que su preocupación por el incidente les impulse a despojarse rápidamente de la prenda maltratada.

El Código penal penaliza más la estafa, que el robo el hurto, y define que cometen estafa: Los que con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, introduciéndolo a realizar un acto en disposición en perjuicio propio o ajeno.

Por último, sólo nos cabe añadir que teniendo algo más de información acerca de estas estafas, sea más difícil para el timador el llevar a cabo sus acciones delictivas.

NUEVO TIMO DEL PINCHAZO

Uno de timadores se dirigirá a Vd. para indicarle que lleva un neumático pinchado (normalmente el trasero derecho por ser el más alejado al asiento del conductor y que previamente se habrán encargado de pinchar los propios timadores). Cuando Vd. se apee del vehículo y se disponga al cambio de neumático, otro de los timadores se encargará de sustraer del interior del vehículo (que normalmente Vd. no habrá cerrado con llave) el bolso, cartera o efectos que haya dejado en los asientos, sin que Vd. se percate de ello hasta que haya terminado de sustituir el neumático pinchado.


FUENTE DE INFORMACIÓN: REVISTA SERVICIO POLICÍA LOCAL Nº 30

REPRODUCCIÓN LITERAL